Historia del Distrito de Aire

Desde 1955, el Distrito de Aire ha trabajado para mejorar la calidad del aire en el Área de la Bahía. Los retos del futuro, como el cambio climático y la reducción de emisiones de diésel, requieren de principios científicos sólidos, creatividad y participación de la comunidad.

La primera reunión de la Junta Directiva del Distrito de Aire, integrada por funcionarios locales, tuvo lugar en noviembre de 1955. La primera regulación para reducir la contaminación del aire, que prohibía la quema al aire libre en basureros y deshuesaderos, se adoptó en 1957.

Los años de formación

Cuando las fuerzas de combate de EE. UU. regresaron de la Segunda Guerra Mundial, muchos se asentaron en el último lugar que vieron antes de irse a ultramar en los puertos de embarque de California. Ahí asistieron a la escuela bajo la Ley para Soldados, se casaron, compraron casas y comenzaron la explosión de natalidad más grande que el mundo ha visto.

Con este crecimiento demográfico llegó la expansión de áreas urbanas, la disminución de tierras agrícolas y la construcción de desarrollos habitacionales alejados de los centros urbanos. Por primera vez en muchos años había muchos autos y eran asequibles, y ahora eran necesarios para ir a las nuevas áreas residenciales.

El término "esmog", que originalmente se creó para describir la combinación de humo y niebla que generalmente había en Londres, pronto se convirtió en una palabra de uso común en el Área de la Bahía, en donde las 24 horas del día había quema al aire libre en basureros y deshuesaderos. La contaminación del aire, que al principio se medía en niveles de irritación en los ojos, se estaba convirtiendo en un problema importante y causaba daños importantes en los cultivos del Área de la Bahía.

A finales de la década de 1940, los científicos comenzaron a explorar las causas del esmog. En 1950 el Dr. A. J. Haagen-Smit, un bioquímico del Instituto de Tecnología de California, descubrió que las reacciones fotoquímicas eran responsables de la formación del ingrediente principal del esmog, el ozono a nivel del suelo.

Los primeros años del Distrito estuvieron colmados de controversia sobre la Regulación 1, la propuesta para prohibir la quema al aire libre en basureros y deshuesaderos, pero finalmente se adoptó en 1957.

En 1946, la legislatura de California promulgó la primera ley de control de contaminación del aire, en la que se autorizaba la formación de distritos para el control de la contaminación del aire de los condados. El condado de Los Ángeles abrió la primera oficina de control de la contaminación del aire a principios de 1947 y el condado de Santa Clara siguió sus pasos poco tiempo después.

Para 1950 ya era claro que la contaminación traspasaba las fronteras políticas y que un distrito de un solo condado no era la respuesta para el Área de la Bahía. En 1955, se adoptó la Ley para el Control de la Contaminación del Aire del Área de la Bahía, en la que se estableció el Distrito para el Control de la Contaminación del Aire del Área de la Bahía como la primera agencia regional de todo el país para el control de la contaminación del aire.

Al principio, el Distrito incluía los condados de Alameda, Contra Costa, Marin, San Francisco, San Mateo y Santa Clara. (En la legislación se incluyeron otros tres condados: Napa, Solano y Sonoma 8212, como miembros "inactivos". Napa y la parte sur de los condados de Solano y Sonoma se unieron al Distrito de Aire en 1971).

La Junta Directiva del Distrito nombró a Benjamin Linsky como el primer Jefe de Control de la Contaminación del Aire del Distrito. Durante este periodo, la ley del estado también estableció un Consejo Asesor integrado por representantes de organizaciones comunitarias, de la salud, del medio ambiente y de otros tipos para dar asesoría sobre asuntos técnicos y de políticas.

Para 1958, el laboratorio del Distrito ya funcionaba totalmente y realizaba análisis químicos de muestras de calidad del aire.

Cuando el Distrito comenzó su misión de controlar la contaminación del aire, la población del Área de la Bahía sumaba poco más de tres millones de personas, y había alrededor de 1.75 millones de vehículos automotores en circulación, que en ese tiempo representaban alrededor del 25 por ciento de las emisiones de gases de la región. (En la actualidad, la población del Área de la Bahía ha crecido a más del doble y casi alcanza los 7.2 millones de personas, con más de cinco millones de vehículos en circulación. Actualmente, estos vehículos son responsables de más del 50 por ciento de las emisiones).

Responsable de regular las fuentes fijas de emisiones contaminantes del aire, el Distrito redactó sus dos primeras regulaciones en la década de 1950: La Regulación 1, que prohibía la quema al aire libre en basureros y deshuesaderos y la Regulación 2, que estableció controles para el polvo, las gotas y los gases de combustión de algunas fuentes industriales.

Hubo mucha investigación y discusión para la creación de la Regulación 2, pero no había duda de la necesidad de ella. Durante una visita de reconocimiento a unas instalaciones en particular, los ingenieros del Distrito descubrieron que ¡se utilizaban filtros sobre las ventilas de entrada de aire para proteger la maquinaria de la planta de sus propias emisiones corrosivas! Finalmente en 1960 se adoptó esta Regulación sobre la que tanto se discutió.

En 1959, California estableció la Junta de Control de Contaminación por Vehículos Automotores (la antecesora de la Junta de Recursos del Aire de California) y esta agencia comenzó a explorar métodos para reducir las emisiones de los vehículos automotores.

Mientras que los años de 1950 llamaron la atención del público sobre el control de la contaminación del aire, la siguiente década vería un aumento en las innovaciones técnicas que ayudarían en la lucha por tener aire limpio.

1955

Se promulga la Ley de Control de la Contaminación del Aire del Área de la Bahía, la cual crea el Distrito para el Control de la Contaminación del Aire del Área de la Bahía (que más tarde recibió el nuevo nombre de Distrito para el Control de la Calidad del Aire del Área de la Bahía).

La Junta Directiva del Distrito de Aire se reúne por primera vez.

Benjamin Linsky es nombrado el primer Jefe de Control de la Contaminación del Aire.

1956

Se nombra al Consejo Asesor del Distrito de Aire.

1957

El Distrito adopta la Regulación 1, la cual prohíbe la quema al aire libre en basureros y deshuesaderos.

1958

La Junta Directiva del Distrito de Aire presenta ante el Consejo Asesor la propuesta inicial de la Regulación 2, la cual limita las emisiones industriales de dióxido de azufre, materia particulada y humo.

El laboratorio del Distrito comienza a operar bajo la dirección del químico Milton Feldstein, quien más tarde sería el Jefe de Control de la Contaminación del Aire.

1959

El estado de California crea la Junta de Control de Contaminación por Vehículos Automotores (Motor Vehicle Pollution Control Board, MVPCB), que más tarde recibe el nuevo nombre de Junta de Recursos del Aire (Air Resources Board, ARB) de California.

1960

Se adopta la Regulación 2, la cual establece controles industriales (consulte la información de 1958).

En 1960 se adoptan los primeros controles de emisiones industriales. Se establecen límites para el humo de las fábricas y los compuestos de azufre. En 1962 se abren cinco estaciones de monitoreo del aire para medir la contaminación del aire en el ambiente en exteriores.

La conformación de una estrategia de control de contaminación del aire

Cuando un evidentemente nervioso Richard Nixon perdió el primer debate presidencial televisado y las elecciones de 1960 frente a John F. Kennedy, ello introdujo una era de optimismo juvenil. Pero pronto este idealismo quedaría atenuado por el turbulento cambio social y por trágicos eventos como el asesinato de Kennedy y la participación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.

En el Área de la Bahía, los esfuerzos del Distrito, pioneros en el control de la contaminación, se enfrentaron a la controversia y la resistencia, pero llevaron a grandes beneficios para la calidad del aire regional.

La Regulación 2 limitó las emisiones de dióxido de azufre, materia particulada y humo en las instalaciones industriales del Área de la Bahía.

La primera tarea del Distrito después de limitar la quema al aire libre, fue identificar el problema de contaminación del aire más visible: las emisiones de las chimeneas industriales. La primera regulación sobre emisiones industriales, la Regulación 2, elaborada en la década de 1950 y adoptada en mayo de 1960 luego de algo de oposición, estableció límites de opacidad en el humo de las fábricas y las refinerías en 40 por ciento, y también estableció límites de emisiones para los compuestos de azufre. Varios años más tarde, en 1965, el Consejo Asesor comenzó su trabajo pionero sobre lo que sería la Regulación 3 para limitar las emisiones industriales de compuestos orgánicos.

La red de monitoreo del aire del Distrito se estableció en 1962, con seis estaciones para medir las concentraciones de contaminantes en el aire.

En 1961, la Junta de Control de Contaminación por Vehículos Automotores de California, que fue la predecesora de la Junta de Recursos del Aire de California, ordenó el primer control automotriz del país, la ventilación positiva del cárter. Tras reconocer la notable contribución de los vehículos automotores a la contaminación del aire, el Distrito solicitó la actualización de los automóviles de modelos 1950 a 1960 para que llevaran un dispositivo de control del cárter, lo que abrió el camino para que otros seis distritos de aire de California adoptaran reglas similares.

En 1962 se creó la red de monitoreo del aire del Distrito, que fue el primer sistema regional de monitoreo en el país, con el fin de medir los niveles de contaminación en el Área de la Bahía y proporcionar datos útiles para el desarrollo de estrategias para mejorar la calidad del aire.

La campaña inicial de difusión pública organizada por el Distrito, la "Semana del Aire Limpio" de 1961, presentó a una "Señorita Aire Limpio" de dos y medio años de edad.

Aunque la contaminación del aire siguió empeorando durante la década de 1960 (en 1969 tuvo lugar la peor calidad de aire jamás registrada en el Área de la Bahía), los controles automotrices e industriales adoptados a principios de la década de los 60 generaron las condiciones para grandes mejoras en la calidad del aire durante las siguientes décadas.

1960

Se adopta la Regulación 2, la cual establece controles industriales (consulte la información de 1958).

1961

La Junta de Control de Contaminación por Vehículos Automotores de California (la precursora de la Junta de Recursos del Aire de California), ordenó el primer control automotriz del país, la ventilación positiva del cráter.

1962

La red de monitoreo del aire del ambiente del Distrito comienza a operar con cinco estaciones en el Área de la Bahía.

1963

La Junta Directiva vota para actualizar los modelos de autos de 1950 a 1960 con dispositivos de control del cárter. Otros seis distritos de aire de California adoptan leyes similares

1964

Octubre se convierte en el peor mes en contaminación del aire hasta esa fecha en el Área de la Bahía, con 19 días de irritación de los ojos (el método inicial para medir los niveles de contaminación del aire) por encima de la norma.

1965

El Consejo Asesor comienza el trabajo sobre la Regulación 3, que controla los compuestos orgánicos de las emisiones industriales.

La legislatura del estado incluye sanciones por infracciones a la Regulación 1.

A medida que se acercaba el fin de la infame década de los sesenta, la Junta de Recursos del Aire de California estableció los primeros estándares de calidad del aire para los contaminantes en el aire del ambiente y el Área de la Bahía registró 65 días en los que se sobrepasó el estándar nacional de una hora para ozono (12 partes por cien millones), el mayor número de días en su historia.

El camino hacia la conciencia medioambiental

Al inicio de 1965, Lyndon Johnson comenzaba su periodo presidencial, el Movimiento de los Derechos Civiles estaba en pleno apogeo, la Guerra de Vietnam ocupaba los titulares en las noticias de las seis y el Distrito empezaba a establecer controles sobre los compuestos orgánicos de las emisiones industriales.

En ese año también se promulgaría la legislación bajo la que la quema al aire libre en el Área de la Bahía se establecía como delito menor, sancionado con multas de hasta $500 o seis meses de cárcel.

En 1969, el Área de la Bahía registró niveles de ozono por encima del estándar nacional durante 65 días, lo que lo convirtió en el peor año para la calidad del aire de la región.

En 1966 la Junta de Control de Contaminación por Vehículos Automotores (Motor Vehicle Pollution Control Board, MVPCB) adoptó los primeros estándares de emisiones de autos del país para hidrocarburos y monóxido de carbono.

En este mismo año, el Consejo Asesor del Distrito comenzó a analizar la factibilidad de prohibir la quema de basura en los jardines de las casas y el Comité de Contaminación de la Academia Nacional de Ciencias emitió un informe sobre la necesidad de reciclar los desechos líquidos y los sólidos.

En 1969 se adoptó la prohibición para la quema en los jardines de las casas y se lanzó una extensa campaña de educación sobre este problema.

En enero de 1967 el presidente Johnson advirtió que la nación estaba perdiendo la lucha contra la contaminación del aire e hizo un esquema de mayor participación del gobierno federal para controlar el problema. Posteriormente, el Congreso aprobó la Ley de la Calidad del Aire, una predecesora de la Ley de Aire Limpio.

A medida que transcurría el año, el Distrito adoptó límites industriales para el manejo de compuestos orgánicos y aprobó planes para mudarse a sus actuales oficinas centrales ubicadas en el 939 de la calle Ellis, en San Francisco. Durante este periodo, la MVPCB recibió el nuevo nombre de Junta de Recursos del Aire de California.

En 1966 el estado de California implementó los primeros estándares de emisiones automotrices del país.

1965

El Consejo Asesor comienza el trabajo sobre la Regulación 3, para el control de los compuestos orgánicos de las emisiones industriales.

La legislatura del estado incluye sanciones por infracciones a la Regulación 1.

1966

La MVPCB adopta los primeros estándares de emisiones de autos del país para hidrocarburos y monóxido de carbono.

1967

La Junta Directiva del Distrito de Aire adopta la Regulación 3, que controla los compuestos orgánicos de las emisiones industriales.

El Congreso aprueba la Ley de la Calidad del Aire, predecesora de la Ley de Aire Limpio.

La Junta de Control de Contaminación por Vehículos Automotores se convierte en la Junta de Recursos del Aire (ARB) de California.

1968

Se controla la quema agrícola con días "de quema/de no quema".

La legislatura del estado autoriza al Distrito a recaudar $500 en sanciones civiles por infracciones a la Regulación 2, la cual controla las emisiones industriales.

1969

La ARB promulga los primeros estándares del estado de calidad del aire.

El Distrito registra 65 días de aire "no saludable", el peor año que se tiene registrado en cuanto a la calidad del aire en el Área de la Bahía.

1970

El Distrito prohíbe la quema en los jardines de las casas en el Área de la Bahía.

El Congreso de EE. UU. aprueba la Ley de Aire Limpio.

Se crea la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency, EPA) de EE. UU.

La junta adopta una regulación que exige que se diseñen boquillas para gasolina que capturen las emisiones evaporativas durante el abastecimiento de combustible en los autos, la cual fue la primera regla en California. El Congreso crea la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. en 1972.

El renacimiento medioambiental

Algunos decían que era el inicio de la Era de Acuario; otros la llamaron la era de la conciencia medioambiental. La inquietante vista de la Tierra desde la luna causó una preocupación mundial por la protección del medio ambiente. Era 1970 y el mundo pasaba por grandes cambios.

Mientras aumentaban el número y la fuerza de los manifestantes de la Guerra de Vietnam, se celebró el primer Día de la Tierra, el Congreso aprobó la Ley de Aire Limpio, se formó la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y comenzó una década de conservación medioambiental.

El Distrito implementó su regulación para el control de la recuperación de vapor, que exigía, entre otras cosas, que se diseñaran boquillas nuevas para limitar la emisión de gases formadores de ozono durante el abastecimiento de combustible en las gasolineras.

En 1971 se marcó un hito para el movimiento medioambiental, cuando la EPA estableció estándares nacionales de calidad del aire basados en la salud para los contaminantes presentes en el aire del ambiente.

Durante este periodo, el Distrito añadió tres condados a su jurisdicción: Napa, la región sur de Sonoma y la región oeste de Solano, con lo que el distrito completó los nueve condados, tal como lo conocemos actualmente.

La Junta de Recursos del Aire de California adoptó estrictos estándares de emisiones automotrices y el Distrito de Aire adoptó controles de sulfuro de hidrógeno en la industria. La quema en basureros quedó prohibida en todo el estado de California y el Distrito adoptó una regulación para el plomo en el ambiente. Y, por primera vez, la Junta Directiva prohibió fumar en las salas donde se reunía.

El primer Día de la Tierra se celebró el 22 de abril de 1970. Se conmemoró con una fotografía de la Tierra que se tomó durante el alunizaje del Apolo 13 y con ello se disparó una década de conciencia y acciones medioambientales.

El sistema de permisos del Distrito se adoptó en 1972, que fue una regulación de referencia para olores, la primera de su tipo en el país. El "smog phone" del Distrito para lecturas de la calidad del aire comenzó en mayo de 1972 y se abrió un carril para automóviles compartidos (carpool) en el Puente de la Bahía. También comenzó a operar el servicio para buscar por computadora con quién compartir el automóvil (carpool).

El gran logro de 1973 para el Distrito fue la adopción de su regulación para la recuperación de vapores, lo cual reduciría las emisiones de hidrocarburos en las gasolineras en 70 toneladas al día, hasta la fecha la mayor reducción de emisiones originada por una regulación.

Los empleados del Distrito demuestran el olfatómetro portátil que se utilizó para la investigación para desarrollar la regulación de olores, y más tarde para determinar el cumplimiento.

En julio de 1974 salió la gasolina sin plomo. Además, se adoptó un Plan de Incidentes de Contaminación del Aire del Distrito de Aire con un nivel de "advertencia de esmog" de 0.20 partes por millón (PPM) de ozono. (Desafortunadamente la temporada de esmog del verano de 1974 registró el periodo más largo de advertencias de esmog durante tres días seguidos en octubre, cuando la concentración máxima de ozono alcanzó las 0.28 ppm).

El inicio de la década de 1970 demostró que el control de la contaminación del aire estaba bien arraigado en la agenda nacional y que continuaría existiendo durante la "década medioambiental" y después de ella.

1970

El Distrito prohíbe la quema en los jardines de las casas en el Área de la Bahía.

El congreso de EE. UU. aprueba la Ley de Aire Limpio y el Presidente Nixon la firma.

Se crea la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU.

1971

La EPA establece Estándares Nacionales de Calidad del Aire del Ambiente (National Ambient Air Quality Standards, NAAQS) para las partículas, el ozono, el monóxido de carbono, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre.

El Distrito adopta estándares de emisiones de plomo.

Los condados de Napa, Solano y Sonoma se vuelven miembros activos del Distrito.

El Distrito hace la primera gran revisión de la Regulación 2 y se hacen más estrictos los estándares de emisiones de partículas y de dióxido de azufre.

La ARB adopta el primer estándar de emisiones de óxidos de nitrógeno para los automóviles del país.

1972

El Distrito adopta la primera regulación de olores no específica del país.

La Junta Directiva aprueba el sistema de permisos del Distrito.

El Distrito adopta un plan de incidentes de tres etapas para los días con alta contaminación del aire.

Se introduce el "smog phone" para las lecturas de calidad del aire.

Se establece un carril para compartir el automóvil (carpool) en el Puente de la Bahía.

1973

La legislatura de California autoriza al Distrito para exigir sanciones civiles y penales por infracciones a cualquier regla o regulación.

1974

La Junta Directiva del Distrito adopta el primer programa de recuperación de vapores de gasolina en California.

1975

El Distrito en conjunto con los laboratorios Lawrence Livermore y el Centro de Investigaciones Ames de la NASA terminan el primer modelo regional integrado de ozono en la calidad del aire en el país.

Entran en vigor los límites de emisiones de óxidos de nitrógeno en el Área de la Bahía.

El Distrito comienza a utilizar un nuevo sistema de radiocomunicaciones, que incluye dos transmisores y un enlace a una computadora que aceleran el envío de quejas sobre contaminación del aire a los investigadores que se encuentran en campo para su investigación.

El Distrito inició el año de 1975 con la inauguración de un nuevo sistema de radiocomunicaciones que utilizaba dos transmisores y un enlace a una computadora para acelerar el envío de quejas sobre contaminación del aire a los investigadores que se encontraban en campo para su investigación. Este fue también el año en el que la Junta de Recursos del Aire de California adoptó nuevos estándares de emisiones para los modelos 1977 de automóviles y los modelos 1978 de motocicletas.

La década medioambiental continúa

Mientras que un agricultor de cacahuetes y exgobernador de Georgia luchaba por atraer la atención como un candidato serio para la presidencia en 1976, el Distrito adoptó una regulación de olores de referencia que establecía estándares de emisiones con base en los umbrales de olores de sustancias químicamente identificables.

Los inspectores del Distrito se comunican con las oficinas centrales del Distrito a través del nuevo sistema de envíos por radio que se implementó en 1975 para facilitar la investigación de quejas.

En 1977 se adoptaron las enmiendas a la Ley de Aire Limpio nacional, con efectos de gran alcance en los distritos de aire de todo el país. Ese mismo año, el Distrito comenzó los debates sobre la forma y la factibilidad de una regla de compensación de emisiones para el intercambio de créditos de contaminación industrial.

Los efectos de la contaminación del aire sobre la visibilidad son claros en estas fotos tomadas en 1976 desde Twin Peaks de San Francisco.

1978 fue un año de transición para el Distrito. La legislación del estado cambió el nombre del Distrito de Aire, de "Distrito para el Control de la Contaminación del Aire del Área de la Bahía" a "Distrito para el Control de la Calidad del Aire del Área de la Bahía", la línea gratuita del Distrito de Aire para presentar quejas (1-800-334-ODOR) comenzó a funcionar y se nombró a Milton Feldstein Jefe de Control de la Contaminación del Aire. Inició su periodo a principios del año siguiente, con lo que empezó un distinguido periodo de 17 años como jefe de la agencia.

En 1979, el Jefe de Control de la Contaminación del Aire (Air Pollution Control Officer, APCO), Milt Feldstein, comenzó un largo y provechoso periodo como jefe del Distrito. Trabajó como empleado de la agencia durante 38 años, tiempo durante el cual ocupó el puesto de APCO hasta 1996. El edificio de San Francisco que alberga las oficinas del Distrito se le dedicó a él en 1998.

En 1979, la EPA introdujo el Índice de Normas sobre Contaminantes (Pollutant Standards Index, PSI) (precursor del índice de calidad del aire [Air Quality Index, AQI]) para dar al público información fácil de entender sobre las lecturas de la calidad del aire, y se adoptó la regulación de Revisión de nuevas fuentes del Distrito para fuentes fijas de emisiones, para permitir a las instalaciones "depositar" créditos de emisiones.

A medida que la "década medioambiental" llegaba a su fin, el Distrito se empezó a preparar para los retos que presentaba el desorbitado crecimiento de la población regional y el consecuente aumento en el número de automóviles y millas recorridas en las vialidades del Área de la Bahía.

1975

El Distrito en conjunto con los laboratorios Lawrence Livermore y el Centro de Investigaciones Ames de la NASA terminan el primer modelo regional integrado de ozono en la calidad del aire en el país.

Entran en vigor los límites de emisiones de óxidos de nitrógeno en el Área de la Bahía.

El Distrito comienza a utilizar un nuevo sistema de radiocomunicaciones, que incluye dos transmisores y un enlace a una computadora que aceleran el envío de quejas sobre contaminación del aire a los inspectores que se encuentran en campo para su investigación.

1976

La ARB limita el plomo en la gasolina en California.

El Distrito adopta los primeros requerimientos para la primer renovación anual de permisos. Los operadores de las instalaciones deben entregar actualizaciones anuales al Distrito sobre ciertos parámetros de emisiones para las operaciones permitidas.

1977

El Congreso de EE. UU. promulga las enmiendas a la Ley de Aire Limpio.

1978

El nombre del Distrito cambia a Distrito para el Control de la Calidad del Aire del Área de la Bahía.

1979

Se adopta la regulación Revisión de nuevas fuentes, que permite crear un sistema de banco de emisiones.

Se crea la División de Planificación del Distrito durante una reorganización de la estructura operacional del Distrito.

Se recodifican las regulaciones del Distrito para quedar en un formato más fácil de usar.

1980

El Distrito revela su propuesta de un programa de Inspección y Mantenimiento o "verificación de esmog" para automóviles, el cual al final se modifica y se promulga como ley.

El Distrito revela su propuesta para una ley de “verificación de esmog” para automóviles. En 1984 entra en vigor el programa, que exige revisiones bianuales de los compuestos de formación de esmog de los vehículos automotores, así como la instrucción del público para explicar la necesidad del programa.

El Área de la Bahía logra progresos en la calidad del aire

Conforme despuntaba la década de 1980 y Ronald Reagan prometía un nuevo amanecer en Estados Unidos con su campaña electoral "morning in America", también era un nuevo día para la calidad del aire en el Área de la Bahía. Los excesos de ozono comenzaban a presentarse en periodos más cortos y a coincidir más con ciertos patrones del clima.

En la década de 1960, los excesos comenzaban a presentarse en febrero, pero en la década de 1970 no aparecieron sino hasta abril. En 1980, no se excedió el estándar federal de ozono hasta mayo.

El programa de "verificación de esmog" del estado entró en vigor en 1984. Basado en una ley propuesta por el Distrito, este programa exigía que se revisaran cada dos años los gases de formación de esmog en los vehículos automotores.

Al comenzar la década de 1980, la factibilidad de un programa de inspección y mantenimiento para automóviles era el tema de moda en el Área de la Bahía, cuando el Distrito desplegó su propuesta de un programa de "verificación de esmog". Finalmente, el gobernador Jerry Brown firmó una versión modificada de la ley de Inspección y Mantenimiento propuesta por el Distrito, la cual exigía verificaciones de esmog cada dos años y que entró en vigor en 1984.

En 1981, el monte Santa Helena hizo erupción y lanzó el nivel más alto de contaminación por partículas que se haya registrado (3,334/m3 en un promedio de 24 horas) en el área de Portland, Oregón. En ese mismo año, por ley se duplicaron las sanciones civiles por infracciones a las regulaciones del Distrito.

En 1980, por primera vez los episodios de esmog del Área de la Bahía no aparecieron hasta Mayo. Y en 1985 por primera vez no hubo excedencias del estándar federal de ozono durante los meses de agosto y septiembre.

Durante este periodo, se adoptó el Plan de 1982 de Control de la Calidad del Aire del Distrito, con lo cual se estableció la estrategia para el control de la contaminación del aire del Área de la Bahía para los siguientes cinco años. Y la legislatura de California aprobó la Ley Tanner, dirigida a las fuentes tóxicas de contaminación del aire y que establecía el programa estatal de control de los contaminantes tóxicos del aire.

En 1983 se adoptó otra regulación clave cuando el Distrito aprobó la primera regla del país sobre la contaminación del aire para la fabricación de semiconductores.

En septiembre de 1983, el Área de la Bahía alcanzó el umbral para una "alerta de esmog" de primera etapa, una lectura promedio durante una hora de O.2 partes por millón de ozono. Aunque las alertas de esmog fueron comunes en la década de 1970, esta fue la última vez que se emitió una alerta de esmog en el Área de la Bahía.

Como parte de un estudio de campo de monóxido de carbono (Carbon Monoxide, CO) el personal del Distrito fijo un tomador de muestras de CO a un globo meteorológico para medir la distribución vertical.

Aunque los programas medioambientales tenían un mayor control en Washington, D.C. durante la primera mitad de la década de 1980, en que la administración de Reagan amenazaba con recortar el presupuesto de la EPA, la última década presenció algunas acciones de referencia realizadas por la legislatura del estado de Sacramento.

1980

El Distrito revela su propuesta de un programa de "verificación de esmog" para automóviles, el cual finalmente se modifica y se promulga como ley.

1981

La legislatura de California promulga la legislación propuesta por el Distrito, que duplica las sanciones civiles por infracciones de contaminación del aire.

1982

La legislatura de California promulga el programa de Inspección y Mantenimiento automotriz (verificación de esmog).

Se adopta una actualización importante del Plan de Control de la Calidad del Aire del Distrito, con lo cual se estableció la estrategia de control de la contaminación del aire del Área de la Bahía para los siguientes cinco años.

1983

El Distrito de Aire adopta los primeros controles del país para la fabricación de semiconductores.

La legislatura de California aprueba la Ley Tanner, que establece el programa de control de los contaminantes tóxicos del aire.

1984

El Distrito instala un sistema de telemetría de la calidad de aire para el conteo y la recopilación de datos de sus estaciones de monitoreo del aire.

Entra en vigor el primer programa de verificación de esmog en California, el cual exige que cada dos años se revisen las emisiones y las alteraciones de contaminación del aire de los vehículos automotores.

1985

Por primera vez en los registros de 20 años no hubo excedencias del estándar federal de ozono durante los meses de agosto y septiembre.

El monitoreo de tóxicos del ambiente comenzó en cinco lugares, usando equipo proporcionado por la ARB y operado por el Distrito.

La junta aprueba un programa de diez puntos para reducir los componentes tóxicos del aire, el más exhaustivo del país. En 1985 comienza el monitoreo de compuestos tóxicos en el aire en cinco sitios del Área de la Bahía, número que se duplica el año siguiente y llega a diez sitios.

Una era de referencia para la calidad del aire de California

La segunda mitad de la década de 1980 fue época de gran conmoción:  desde desastres medioambientales como la catástrofe nuclear de Chernobyl y el choque del Exxon Valdez en Alaska, hasta radicales acontecimientos políticos como la caída del muro de Berlín y las manifestaciones de estudiantes en la Plaza Tiananmen de China.

A finales de la década de 1980, el Área de la Bahía tuvo su propia sacudida, literalmente, con el terremoto de Loma Prieta. Pero después de que todo el polvo se asentó, esta fue una época en la que se hicieron grandes progresos a favor del medio ambiente.

Un miembro del personal del Distrito muestra equipo para medir los contaminantes tóxicos del aire en la estación de monitoreo de San Rafael. En 1985 comenzó el monitoreo de los contaminantes tóxicos del aire en el aire del ambiente de cinco sitios del Área de la Bahía, con equipo proporcionado por la Junta de Recursos del Aire de California (California Air Resources Board, CARB) y operado por el Distrito.

En particular, 1988 fue un año ejemplar para la calidad del aire en California, con la adopción de la Ley de Aire Limpio de California (California Clean Air Act, CCAA), que estableció requisitos específicos para lograr estándares más estrictos de calidad del aire en el estado. Por primera vez, las medidas de control del transporte entraron en el ámbito del Distrito y se enumeraron los requisitos para los vehículos de combustibles alternativos. Las sanciones civiles y penales por infracciones a la calidad del aire se actualizaron a un máximo de $25,000 por día. 

En 1985 se prohibió oficialmente la gasolina con plomo en todo Estados Unidos. En uno de los grandes éxitos históricos sobre la calidad del aire, las concentraciones de plomo en el aire se redujeron hasta un 99 por ciento, un nivel prácticamente indetectable por el equipo estándar de monitoreo.

El programa de Revisión de Smog cumplió su primer aniversario en 1985, con datos preliminares que mostraban una reducción del 17 por ciento en las emisiones de los tubos de escape. De los vehículos sometidos a prueba ese primer año del programa, el 72 por ciento pasó la prueba la primera vez.

En 1986, el Distrito adoptó el plan de reducción de tóxicos del aire más completo en el país y aprobó el establecimiento de una sección de evaluación interna de tóxicos que comenzaría el siguiente año fiscal.

Los miembros del personal de la sección de meteorología del Distrito revisaron datos en una estación meteorológica en Petaluma. A mediados de la década de 1980, el Distrito creó una nueva red de recopilación de datos meteorológicos desarrollada específicamente para las necesidades de modelado y pronóstico de la calidad del aire.

El Distrito alcanzó más hitos en 1989, con la adopción de reglas de referencia para el control de emisiones de operaciones de aligeramiento marino y de grandes panaderías comerciales. También fue el año en el que, por un tiempo, el transporte público fue más una necesidad que una opción, pues el Puente de la Bahía se cerró durante un mes como resultado del terremoto de Loma Prieta.

Y en 1989 se registró un récord de solamente cuatro días por encima del estándar nacional de ozono para la calidad del aire, lo que inició una tendencia que finalmente llevaría a un cambio en el estado de cumplimiento del ozono federal en el Área de la Bahía.

1985

Por primera vez en los registros de 20 años no hubo excedencias del estándar federal de ozono durante los meses de agosto y septiembre.

El monitoreo de tóxicos del ambiente comienza en cinco lugares, usando equipo proporcionado por la ARB y operado por el Distrito.

1986

La Junta Directiva del Distrito adopta el programa de diez puntos del Área de la Bahía para reducir tóxicos, el plan de reducción de tóxicos del aire más completo del país.

La red de monitoreo de tóxicos del Área de la Bahía se duplica a 10 estaciones.

1987

La Junta Directiva del Distrito respalda la ordenanza de gestión de sistemas de transporte del condado de Contra Costa como modelo para promover decisiones de uso de suelo que minimicen el uso de automóviles con un solo pasajero.

El estado de California aprueba el proyecto de ley 2588, la Ley de Información y Evaluación de "Zonas muy Contaminadas" de Tóxicos del Aire. Todas las compañías a lo largo del estado deben proporcionar información al público sobre los impactos en la salud pública de sus emisiones tóxicas. El Distrito usa esta información para enfocarse en la regulación de ciertas categorías de fuentes tóxicas.

1988

La legislatura del estado adopta la Ley de Aire Limpio de California. Esta ley establece los requisitos específicos para obtener los estándares de calidad del aire de California, que son más estrictos que los estándares federales. Estos requisitos incluyen medidas de control de transporte y requisitos para vehículos de combustibles alternativos. También modifica el plan de sanciones civiles y penales para las infracciones de control de la contaminación del aire, con una multa máxima de $25,000 al día.

1989

La Junta Directiva del Distrito adopta las primeras regulaciones en la nación que limitan las emisiones orgánicas de grandes pastelerías comerciales y de operaciones carga y descarga de embarcaciones marinas.

1990

El Congreso de Estados Unidos aprueba las Enmiendas a la Ley federal de Aire Limpio de 1990, que incluyen estrategias de control para sustancias tóxicas y para contaminantes que provocan calentamiento global, lluvia ácida y agotamiento del ozono. Las enmiendas también crean un programa nacional de licencias para instalaciones emisoras de gran capacidad, que se conoce como Título V.

La Junta Directiva del Distrito adopta la primera regla en el país que limita las emisiones de productos de aerosol.

En 1991 comienza el programa Spare the Air (proteja el aire) para educar a los residentes del Área de la Bahía sobre las causas de la contaminación del aire, en particular por la conducción de vehículos, y alternativas para no ir solo en un vehículo. Spare the Air también advierte a los residentes en los momentos en los que se espera que la contaminación del aire sea dañina para la salud.

Cosecha de los frutos de nuestro trabajo

Al inicio de la última década del siglo XX, Alemania se reunificó y la Unión Soviética se desintegró, Margaret Thatcher renunció, Bill Clinton fue electo y Nelson Mandela recibió el Premio Nobel de la Paz, después de pasar 30 años en prisión.

Este también fue un periodo crucial para el Distrito, que inició algunos de sus programas más ambiciosos en un momento en el que "Spare the Air" se convirtió en una frase muy popular en el Área de la Bahía. 

En 1991 comienza el programa Spare the Air, para educar a los residentes del Área de la Bahía sobre las causas de la contaminación del aire, y motivarlos a buscar alternativas a conducir un vehículo. Spare the Air también advertía a los residentes en los momentos en los que se esperaba que la contaminación del aire fuera dañina para la salud.

En junio de 1995, por primera vez, el gobierno federal reclasificó oficialmente al Área de la Bahía como área de cumplimiento para el estándar nacional de ozono. Aunque poco tiempo después la región salió de la clasificación de cumplimiento, esta designación habría sido impensable un par de décadas antes, y ofreció una prueba clara de que se había progresado en la mejora de la calidad del aire para los residentes del Área de la Bahía.

En 1990, el gobierno federal adoptó un conjunto de referencias a las Enmiendas de la Ley federal de Aire Limpio y creó, entre otras cosas, el programa de permisos de Título V para instalaciones de gran capacidad, con lineamientos para su implementación por parte de agencias locales de calidad del aire. El Distrito adoptó el primer Programa de Título V del país, y también marcó el camino con la primera regulación que limitó las emisiones de productos de aerosol.

El proyecto de ley estatal 434 inició el financiamiento de transporte para el Programa de Aire Limpio. Este proyecto de ley autorizó a los Distritos locales a usar un cargo adicional de cuatro dólares sobre las tarifas de registro de vehículos automotores del Departamento para financiar la mitigación del tráfico, el transporte alternativo y los proyectos de combustibles limpios para agencias gubernamentales locales.

Según lo requería la Ley de Aire Limpio de California de 1988, el Distrito adoptó su primer Plan de Aire Limpio en octubre de 1991. Este plan, que se actualizó en 1994, sería el plano de la región para lograr y mantener los estándares estatales de ozono y de monóxido de carbono, e incluyó una amplia variedad de medidas para la industria, los empleadores, las agencias públicas y las personas.

Como los programas del Distrito provocaron que las emisiones de fuentes fijas se redujeran, las emisiones de vehículos automotores se convirtieron en la primera fuente de contaminación del aire en el Área de la Bahía. Con una autoridad limitada para regular el uso de automóviles, el Distrito emprendió una fuerte campaña de difusión para educar al público sobre los efectos del tráfico en la calidad del aire.

Este programa de difusión Spare the Air se lanzó en junio de 1991 para ayudar a reducir los niveles de smog durante el verano. El año siguiente, se pidió a los empleadores del Área de la Bahía que se unieran a la campaña Spare the Air al alentar a sus empleados a que encontraran opciones alternativas para desplazarse al trabajo. También se establecieron equipos de recursos del condado para que trabajaran en problemas locales de calidad del aire.

En 1992, el Distrito dio a conocer su Programa de Vehículos que Emiten Humo, mediante el cual ofrecía a los residentes la línea telefónica 1-800-EXHAUST para presentar quejas sobre automóviles con emisiones excesivas.

En invierno de 1991, el Distrito lanzó su programa voluntario Don't Light Tonight (no encienda la luz esta noche), que posteriormente se convirtió en el programa Spare de Air Tonight (proteja el aire esta noche), cuyo objetivo era una de las fuentes más grandes de contaminación de partículas en el aire durante el periodo de invierno:  las estufas y chimeneas de quema de madera.

En agosto de 1991 empezó el Programa "Zonas muy contaminadas" con tóxicos, cuyo objetivo era reducir en un 50 por ciento las emisiones tóxicas en el Área de la Bahía, lo cual, de hecho, se logró en 1993.

1990

El Congreso de Estados Unidos aprueba las enmiendas a la Ley federal de Aire Limpio de 1990, que introducen estrategias de control para sustancias tóxicas y para contaminantes que provocan calentamiento global, lluvia ácida y agotamiento del ozono. Estas enmiendas también crean un programa nacional de permisos para las instalaciones de gran capacidad con emisiones, el cual deben implementar los distritos del aire locales.

El Distrito adopta la primera regla en el país que limita las emisiones de productos de aerosol.

1991

El Plan Aire Limpio de 1991 del Área de la Bahía es el primer plan de reducción de ozono por mandato estatal adoptado en California, e incluye todas las medidas viables para reducir el ozono en el Área de la Bahía.

Se lanzan los programas "Spare the Air" y "Don't Light Tonight" (posteriormente, "Spare the Air Tonight"), cuyo objetivo es reducir voluntariamente las actividades contaminantes de las personas.

El proyecto de ley 434 se convierte en ley y autoriza al Distrito a aplicar un cargo adicional de $4 sobre las tarifas de registro de vehículos automotores del Departamento para financiar proyectos para transporte de aire limpio.

El Congreso de Estados Unidos aprueba la Ley de Eficiencia de Transporte Intermodal de Superficie, que asigna los financiamientos de transporte a los proyectos que brinden la mejor ventaja en términos de movilidad, calidad del aire, diseño urbano y regional, y desarrollo económico. Esta ley también inaugura el Programa de Mitigación de Congestión y Calidad del Aire (Congestion Mitigation and Air Quality, CMAQ), que proporciona financiamiento a agencias locales, como el Distrito, para que se use en proyectos de calidad del aire diseñados para reducir las emisiones de vehículos.

1992

Comienza el Programa de Vehículos que Emiten Humo en el Área de la Bahía con el número de teléfono gratuito 1-800-EXHAUST para que los residentes reportaran vehículos con emisiones excesivas.

El Distrito lanza los Premios para los Defensores del Aire Limpio, con el cual honra a las personas del Área de la Bahía por sus esfuerzos en favor de la calidad del aire.

Comienza el programa de combustibles oxigenados de California, con el objetivo de reducir los niveles de monóxido de carbono.

El estado de California aprueba la legislación que autoriza una multa máxima de $50,000 por día en caso de infracciones a la calidad del aire.

El Distrito adopta la regla de emisiones fugitivas más severa del país para reducir aún más las emisiones orgánicas volátiles y las quejas de olores.

El AB 434 autoriza el financiamiento de transporte para el aire limpio, aprobado en 1991. El Distrito usa el financiamiento generado por los cargos adicionales estatales sobre las tarifas de registro de automóviles con el propósito de asignar subvenciones a proyectos públicos diseñados para reducir las emisiones de vehículos automotores.

Se establece el Programa de Asistencia para el Cumplimiento del Distrito para ayudar a los pequeños negocios con sus necesidades de cumplimiento. El programa ofrece una línea directa de cumplimiento, visitas de cortesía al sitio, escuelas de cumplimiento industrial y materiales informativos impresos.

1993

El Distrito adopta el primer programa de permisos de Título V en el país para instalaciones de gran capacidad, de conformidad con las Enmiendas a la Ley de Aire Limpio de 1990.

1994

El Área de la Bahía cumple por primera vez los seis criterios federales sobre los estándares de sustancias contaminantes. La región también registra el menor número de días con niveles de ozono, monóxido de carbono y partículas por encima de los estándares estatales en la historia.

Se adopta el Plan de Aire Limpio de 1994.

1995

La EPA nombra al Área de la Bahía área de cumplimiento para el estándar nacional de ozono, con lo cual esta se convierte en el área metropolitana más grande del país en lograr su objetivo.

El Área de la Bahía experimenta la peor calidad del aire en una década, con 11 excedencias del estándar nacional de ozono y 28 excedencias del estándar estatal de ozono.

El Programa de Recompra de Vehículos comienza en 1996, y ofrece a los residentes del Área de la Bahía la oportunidad de "retirar" voluntariamente vehículos antiguos y altamente contaminantes a cambio de incentivos monetarios. Los automóviles se destruyen y se reciclan.

Altas y bajas de la calidad del aire

Durante los últimos cinco años del siglo XX, mientras el presidente Clinton enfrentaba procedimientos de impugnación y sus índices de aprobación alcanzaron un récord histórico, el Área de la Bahía experimentó sus propios y desconcertantes vaivenes de fortuna en el estado de cumplimiento federal de ozono.

En 1996, el Distrito inició su Programa de Recompra de Vehículos, y ofreció a los residentes del Área de la Bahía la oportunidad de "retirar" voluntariamente vehículos antiguos y altamente contaminantes a cambio de un incentivo monetario. Los automóviles se destruyen y se reciclan.

1995 trajo la peor calidad del aire en la década, así como, de manera irónica, la redesignación por parte del gobierno federal como un área de cumplimiento para el estándar de ozono, con base en medidas para los tres años anteriores. En consecuencia, este estado de cumplimiento del ozono se revocó en 1998. Asimismo, de forma irónica, solamente un año después, el Área de la Bahía experimentó su verano más limpio en la historia.

Durante este tiempo, el estándar nacional de ozono se convirtió en un objetivo cambiante, pues la EPA promulgó un nuevo estándar de ozono. Sin embargo, este nuevo estándar se topó con retos legales y estuvo detenido durante varios años hasta que finalmente la Suprema Corte emitió su decisión en favor de la EPA, con el resultado final de que ambos estándares nacionales de ozono permanecerían en vigor bien entrado el nuevo siglo.

En 1997, el Programa de Recompra de Podadoras de Césped del Distrito ofreció a los residentes devoluciones por entregar podadoras de gasolina ineficientes y muy contaminantes y reemplazarlas por podadoras eléctricas. Se recolectaron y se eliminaron las podadoras viejas.

En 1999 se adoptó el Plan de Cumplimiento de Ozono del Distrito, según lo requirió la EPA después de que el Área de la Bahía perdió el estado de cumplimiento de ozono. Sin embargo, por primera vez en 1998, el gobierno federal designó al Área de la Bahía en cumplimiento del estándar de monóxido de carbono, una designación que el Distrito ha seguido manteniendo.

Durante este periodo, el Distrito comenzó a emitir permisos de evaluación de instalaciones de gran capacidad según el Programa de Título V a casi 100 instalaciones cuyos niveles de emisión las colocan dentro del ámbito del programa.

La Junta aprobó la Ordenanza del Modelo de Humo de Madera del Distrito en 1998, la cual ofreció orientación a las ciudades y a los condados sobre la regulación de nuevas instalaciones de estufas y chimeneas de madera.

En 2000, el Distrito participó en el ambicioso Estudio Central de Ozono de California, diseñado para medir y analizar el impacto de los patrones de transporte de ozono en una gran parte de California.

Y en 1999, la Junta Directiva del Distrito adoptó un conjunto de lineamientos para la justicia medioambiental, lo cual creó el marco para un énfasis renovado sobre problemas comunitarios y los impactos locales de contaminantes tóxicos y de partículas en años futuros.

1995

El Área de la Bahía se rediseña como un área de cumplimiento para el estándar nacional de ozono de una hora.

El Área de la Bahía experimenta la peor calidad del aire en una década, con 11 excedencias del estándar nacional de ozono y 28 excedencias del estándar estatal de ozono.

1996

La gasolina de "quema más limpia" se introduce en California, según lo requiere la ARB. Esto lleva a una reducción del 15 por ciento (40 toneladas al día) en las emisiones de formación de smog de los compuestos orgánicos volátiles (Volatile Organic Compound, VOC). Los niveles de benceno cayeron más del 50 por ciento.

Se forma la Asociación de Aire Limpio del Área de la Bahía (Bay Area Clean Air Partnership, BAYCAP), que combina los recursos del Consejo del Área de la Bahía, del Grupo de Manufactura de Silicon Valley y del Distrito. Su misión es trabajar en colaboración para mejorar la calidad del aire por medio de esfuerzos voluntarios.

El Distrito estrena su página Internet de Spare the Air y brinda al público, entre otros servicios, pronósticos electrónicos de calidad del aire.

El Distrito inicia su Programa de Recompra de Vehículos para comprar y desechar modelos de automóviles antiguos que emiten una cantidad desproporcionada de contaminación en el Área de la Bahía. El programa comienza con 1975 como año límite, y ofrece $500 por vehículo.

Se implementa en California el programa corregido Revisión de Smog II, que requiere que la mayoría de los vehículos se prueben y reparen con mayor detalle, si es necesario, en estaciones certificadas de revisión de smog.

1997

La EPA anuncia nuevos estándares nacionales más estrictos sobre la calidad del aire del ambiente para ozono y partículas. Se establece el nuevo estándar de ozono para una concentración promedio en un periodo de ocho horas y los estándares de partículas para la nueva categoría de tamaño PM2.5 (materia particulada inferior a 2.5 micrones) o menor.

El Programa de Recompra de Podadoras de Césped del Distrito inicia en asociación con PG&E y Ryobi Outdoor Products. Se ofrecen devoluciones de $75 para podadoras eléctricas de mantillo a cambio de podadoras de gasolina, que se desechan.

Se lanza la página de Internet del Distrito.

Se adopta el Plan de Aire Limpio de 1997 para el Área de la Bahía.

El verano de 1997 es el más limpio, hasta la fecha, desde que el Distrito comenzó a monitorear el aire en 1962. No se registran excedencias del estándar federal de una hora, y solamente se miden ocho excedencias del estándar estatal.

1998

El Distrito, en cooperación con varios distritos de aire locales, patrocina el Gran Programa de Cambio de Estufas y ofrece devoluciones a los residentes que entreguen sus estufas viejas e insertos de chimeneas por un nuevo modelo de quema más limpia.

La EPA vuelve a nombrar al Área de la Bahía por no cumplimiento del estándar federal de ozono de una hora, como resultado de los excesos ocurridos en 1995 y 1996.

Oficialmente, la EPA designa al Área de la Bahía en cumplimiento del estándar federal de monóxido de carbono. Si bien las excedencias federales de CO fueron comunes alguna vez, con 66 de ellas en 1976, desde 1992 no ha ocurrido ninguna.

La ciudad y el condado de San Francisco adoptan la primera prohibición completa del Área de la Bahía sobre el uso de equipo y servicios de jardinería contaminantes en los días de Spare the Air.

La Junta Directiva del Distrito aprobó la Ordenanza del Modelo de Humo de Madera. Esta ordenanza se basa en otra que se aprobó en Petaluma en 1992, y regula la instalación de aparatos de quema de madera en los hogares para reducir las emisiones de partículas (particulate matter, PM).

1999

El Distrito empieza a monitorear las PM2.5 en varias estaciones de monitoreo en el Área de la Bahía.

La Junta Directiva adopta los Principios Rectores de Justicia Medioambiental del Distrito, que especifican que ningún segmento de la población del Área de la Bahía debe soportar efectos desproporcionados contra la salud a causa de la contaminación del aire.

Se aprueba y se envía a la EPA el Plan de Cumplimiento de Ozono del Área de la Bahía de San Francisco, diseñado para hacer que el Área de la Bahía vuelva a estar en cumplimiento de los estándares federales de ozono.

El Distrito empieza a aceptar solicitudes para subvenciones según el Programa Carl Moyer, establecido por el AB 1571. El financiamiento se centra en proyectos que reduzcan la PM de diésel, incluida la compra de nuevo equipo de diésel más limpio, la reconversión de viejos motores diésel con dispositivos de control de emisiones o el reemplazo de viejos motores diésel por motores nuevos de emisión más baja.

El Distrito enmienda la Regulación 2, Regla 6, que implementó el programa federal de Título V, para incluir una serie de actualizaciones y mejoras al programa de evaluación de instalaciones de gran capacidad.

2000

Comienza el Estudio Central de Ozono de California (CCOS). El Distrito participa con distintas agencias de aire en este estudio diseñado para mejorar la comprensión de la formación y los complejos patrones de transporte de ozono en la parte central y norte de California.

La Junta de Recursos de Aire de California aprueba nuevas Enmiendas de Recuperación de Vapor mejoradas para refinar los controles de evaporación y derrames en las operaciones de transferencia de gasolina, del camión de reparto al tanque de almacenamiento y de la bomba al tanque de gasolina del automóvil.

El estado de California aprueba leyes que permiten a los conductores de vehículos eléctricos usar los carriles para los automóviles que se comparten.

El Distrito se une a otras agencias y negocios, grupos de equidad social y medioambientales del Área de la Bahía para promover el "crecimiento inteligente" y crear comunidades más habitables. Se celebra el primero de una serie de talleres públicos de crecimiento inteligente.

El Distrito aborda problemas regionales y comunitarios sobre la contaminación de partículas finas y gases de diésel.  Inicia el Programa CARE.

El Distrito expande su visión

Los primeros cinco años del siglo XXI estarán marcados para siempre por la tragedia del 11 de septiembre de 2001 y las consiguientes guerras en Afganistán y en Irak. También se puede recordar como una época que demostró cómo el uso de la energía y la calidad del aire están relacionados con problemas de política nacional más amplios.

En el Área de la Bahía, con grandes progresos en la mejora general de las condiciones de la calidad del aire, el Distrito aumentó su difusión a las comunidades locales en la región. Y con las concentraciones de ozono en una fracción de lo que eran en décadas anteriores, el Distrito aumentó sus esfuerzos para abordar los problemas de salud pública importantes presentados por la contaminación por partículas.

En 2004, el director ejecutivo del Distrito, Jack Broadbent, lanzó un proyecto de demostración con el puerto de Oakland para probar los beneficios en la calidad del aire del combustible diésel emulsionado en una flotilla de camiones.

En los primeros años del siglo, el nuevo estándar federal para PM2.5 entró en vigor para las partículas finas o para la materia particulada de 2.5 micrones o inferior. La implementación de este estándar se acompañó con estudios que vincularon las partículas finas a un rango de efectos sobre la salud, desde enfermedades cardiopulmonares hasta muerte prematura. Se ha estimado que la materia particulada de los gases de diésel representa hasta un 70 por ciento del riesgo de cáncer por contaminación tóxica del aire en el Área de la Bahía.

Durante este periodo, el Distrito comenzó a monitorear y a pronosticar las PM2.5 y a introducir una red de monitoreo de dioxina para medir los niveles de ese contaminante altamente tóxico.

En respuesta a las preocupaciones locales, el Distrito inició una colaboración para reducir las emisiones de partículas de diésel en el puerto de Oakland, al aprobar una regulación sobre los vehículos que se dejan encendidos y participar en un programa piloto de combustible diésel emulsionado y limpio con una flotilla de camiones que operaba en el puerto.

La crisis energética de California de 2001 también demostró la necesidad de abordar generadores diésel de respaldo más pequeños. El distrito corrigió estas reglas y para regular estos generadores de respaldo e incluirlos en el sistema de permisos.

El verano de 2004 fue el más limpio en la historia en términos de emisiones de ozono. No hubo excedencias ni del estándar federal de ozono de una hora ni del estándar de ozono de ocho horas, y solamente hubo siete excedencias del estándar estatal.

Durante este periodo, nuevas investigaciones mostraron que las refinerías de combustión por antorcha eran una fuente subestimada de emisiones. En consecuencia, el Distrito enmendó la Regulación 12 para requerir el monitoreo de las emisiones de combustión por antorcha y comenzó a trabajar en una nueva regulación de combustión por antorcha.

El programa de Reembolso de Humo de Madera comenzó con financiamiento de un servicio local usado para reducir las emisiones de partículas en el condado de Santa Clara a partir de chimeneas de quema de madera y de viejas estufas de madera.

Durante este periodo, el Distrito realizó varias reuniones informales en comunidades locales, y el director ejecutivo del Distrito, el personal superior y la Junta Directiva participaron en varios recorridos comunitarios para escuchar a los residentes locales sobre los problemas que afectaban a sus vecindarios.

Como parte de la campaña Spare the Air del verano de 2004, siete vagones del Transporte Rápido del Área de la Bahía (Bay Area Rapid Transit, BART) que viajaban en las líneas Pittsburg/Bay Point y Dublin/Pleasanton se adornaron de manera llamativa. Ese verano, por primera vez en la historia, en colaboración con el Distrito y la Comisión de Transporte Metropolitano, el BART ofreció traslados gratuitos en la mañana y dos días entre semana de Spare the Air.

Finalmente, en 2004, el Distrito emprendió un programa innovador de Evaluación de Riesgo del Aire en la Comunidad (CARE). Este programa, planeado para durar varios años, involucrará un grado sin precedentes de coordinación entre las partes interesadas y el personal con experiencia en monitoreo del aire y análisis de modelos trabajando en conjunto para comprender mejor los impactos de los contaminantes tóxicos a nivel local. El objetivo final será crear una red inventario de diésel y de emisiones tóxicas con divisiones de dos kilómetros de toda el Área de la Bahía. Esta información se puede usar con el fin de enfocar los recursos para reducir la exposición tóxica en las comunidades que sufran mayor impacto en el Área de la Bahía.

Con la celebración del 50.º aniversario del Distrito, el programa de CARE es solamente uno de una serie de proyectos innovadores que se emprenderán en los próximos años, conforme la agencia amplíe su alcance para enfrentar nuevos retos, desde la contaminación del aire en interiores hasta el calentamiento global. Los últimos cincuenta años han visto una mejora impresionante en la calidad del aire del Área de la Bahía, y el Distrito espera aprovechar este éxito mientras se prepara para obtener nuevos logros más audaces en los próximos 50 años.

2000

Comienza el Estudio Central de Ozono de California (CCOS). El Distrito participa con distintas agencias del aire en este estudio diseñado para mejorar la comprensión de la formación y los complejos patrones de transporte de ozono entre distritos en la extensa zona norte y central de California.

El Distrito se une a otras agencias y negocios, grupos de equidad social y medioambientales del Área de la Bahía para promover el "crecimiento inteligente" y crear comunidades más habitables. Se celebra el primero de una serie de talleres públicos de crecimiento inteligente.

2001

El Distrito lanza su Programa de Autobuses Escolares de Emisiones más Bajas con el fin de administrar las subvenciones financiadas por el estado a los distritos escolares para el reemplazo y la modernización de autobuses escolares con motores diésel antiguos.

La Junta de Recursos del Aire de California aprueba el Plan de Cumplimiento de Ozono de 2001 del Distrito, creado para aproximar el Área de la Bahía al cumplimiento de los estándares estatales de ozono.

El Distrito enmienda la Regulación 2 y la Regulación 9 para regular y autorizar pequeños generadores de diésel de emergencia de repuesto.

El Distrito y la Junta de Recursos del Aire de California, en cooperación con la EPA, establecen una red de monitoreo del aire del ambiente para las dioxinas.

2002

El Distrito comienza a hacer pronósticos diarios sobre la calidad del aire para las PM2.5.

El Distrito actualiza su regulación de quema al aire libre, la Regulación 5, para reducir aún más el impacto negativo en la salud pública del humo de la quema al aire libre y evitar que las emisiones provoquen excedencias en los estándares de la calidad del aire.

2003

El Distrito adopta una regulación de monitoreo de la combustión por antorcha para las refinerías, la Regulación 12, Regla 11, que requiere que las refinerías supervisen el volumen y la composición de los gases quemados por antorcha en las refinerías, que calculen las emisiones de combustión de antorcha con base en estos datos y que reporten la información al Distrito. Esta es la regla de monitoreo más estricta del país.

La Junta Directiva del Distrito nombra a Jack Broadbent director ejecutivo. Broadbent llega al Distrito con una amplia experiencia sobre calidad del aire a nivel local y federal.

El Programa piloto de Reembolso de Humo de Madera ofrece devoluciones a los residentes del condado de Santa Clara si reemplazan las estufas y chimeneas de combustión de madera por aparatos de combustión a gas. Este programa es uno de los primeros en su tipo, con financiamiento resultado de un acuerdo entre el Distrito y la Comisión de Energía de California con Calpine Corporation y Silicon Valley Power.

2004

El Distrito patrocina el primer "recorrido ambiental comunitario" de varios que se realizarán en los vecindarios afectados por la contaminación del aire. Los miembros de la Junta del Distrito, el director ejecutivo y el personal se unen a los residentes de la comunidad y a los ecologistas para escuchar las inquietudes de los residentes.

El Distrito inicia un ambicioso programa de Evaluación de Riesgo del Aire en la Comunidad (CARE) para ofrecer una mejor comprensión del impacto acumulado de los contaminantes tóxicos del aire en comunidades más pequeñas a lo largo del Área de la Bahía.

El Distrito se asocia con el puerto de Oakland para emprender el Programa Piloto de Combustible Emulsionado, que consiste en probar una mezcla de combustible diésel en una flotilla de camiones que acarrean contenedores de carga desde y hacia las terminales del puerto.

Por primera vez, en asociación con el Distrito y el Comité de Transporte Metropolitano (Metropolitan Transportation Commission, MTC), el BART ofrece traslados gratuitos en la mañana en un número selecto de días Spare the Air entre semana.

2004 termina como el año más limpio en la historia de la calidad del aire en el Área de la Bahía, sin ninguna excedencia de los estándares federales de ozono de una hora o de ocho horas, y solamente siete excedencias del estándar estatal más estricto.

El Distrito seguirá trabajando hacia un futuro que garantice una calidad de vida dinámica y saludable en el Área de la Bahía. Los retos futuros, como el cambio climático y la reducción de emisiones de diésel, requerirán principios científicos sólidos, creatividad y participación de la comunidad.

El aire limpio de cara al futuro

El 50.º aniversario del Distrito para el Control de la Calidad del Aire del Área de la Bahía ofrece la posibilidad de pensar sobre el pasado, de celebrar nuestros logros y de planear el futuro del aire limpio.

Tenemos mucho que celebrar. El aire del Área de la Bahía es considerablemente más limpio que hace cincuenta años. El año 2004 fue el más limpio en la historia. Cumplimos diariamente los estándares federales de ozono a nivel del suelo y, actualmente, el Área de la Bahía tiene el aire más limpio de todas las zonas urbanas principales de California.

Pero quizá los retos más importantes están por venir. Mantener lo que ya tenemos sigue siendo el reto más importante. Incluso en nuestro año más limpio, el Área de la Bahía todavía no está en cumplimiento de los estándares estatales de ozono y de partículas (PM). Los aumentos demográficos previstos, la propiedad de vehículos automotores y las distancias que se recorren, así como el cambio climático, agravarán esta situación y podrían hacernos retroceder si no comenzamos a abordar ahora estos problemas.

La calidad del aire en el Área de la Bahía ha mejorado significativamente desde que se creó el Distrito del Aire en el otoño de 1955. Pero la región enfrentará muchos retos en los próximos años mientras trabajamos con los residentes del Área de la Bahía para mantener el aire limpio y el cielo azul.

El Distrito tiene una buena trayectoria, pero con previsiones y planificación apropiadas podemos hacer más. Para tener éxito, será necesario contar con liderazgo, un enfoque integrado (desde la ciencia de vanguardia hasta la implementación de medidas inteligentes de crecimiento) e incluso relaciones más estrechas con todos los colaboradores del Distrito y el compromiso activo de las comunidades y los ciudadanos individuales.

De cara al futuro (los próximos 50 años), el Distrito concibe al Área de la Bahía como un lugar que permanecerá sano, dinámico y hermoso para vivir. Sin embargo, nuestros mayores retos están aún por venir: el consumo de energía aumentará con el crecimiento demográfico y económico, y eso, en particular cuando se combina con un clima más caliente, podría causar un aumento significativo de la contaminación del aire. La capacidad de la región de vencer estos obstáculos dependerá en gran medida de un cambio importante en la percepción del público y de un movimiento más sólido hacia la responsabilidad personal sobre la limpieza del aire.

Crecimiento demográfico y económico

Actualmente, la fuente más grande de formación de emisiones de smog en el Área de la Bahía (más del 60 %) proviene de fuentes móviles como automóviles, camiones, autobuses y equipo de construcción. La cantidad de fuentes móviles aumentará considerablemente junto con el crecimiento demográfico esperado. Se pronostica que la población del Área de la Bahía aumentará un 29 % para el año 2030, de 6.8 millones en 2000 a 8.8 millones en 2030, y el número de empleos aumentará a 5.2 millones. Incluso si aumenta la cantidad de personas que usan el transporte público o comparten el vehículo para ir al trabajo, se proyecta que los viajes en vehículo de la región aumentarán por lo menos en un 35 %, lo cual representa 7.5 millones adicionales de viajes en vehículo al año.

Cambio climático

La temperatura de la superficie terrestre y del océano está aumentando; la década de 1990 fue la más caliente en la historia. Actualmente, la mayoría de los científicos acuerdan que las causas, al menos en parte, son antropogénicas (provocadas por el hombre) por los gases de efecto invernadero. La fuente más grande de gases de efecto invernadero en el Área de la Bahía son las fuentes móviles. El dióxido de carbono es el gas de efecto invernadero más abundante; sin embargo, también participan otros gases como el metano y el óxido nitroso.

A menos que reduzcamos de manera importante las emisiones para contrarrestar el efecto del calor o mitigar el efecto de temperaturas más calientes de otras maneras, deberemos anticipar una época en la que el aire será más dañino para la salud.

Lograr la reducción de emisiones no será fácil, porque temperaturas más calientes también provocarán un aumento en las emisiones dañinas en el aire. Cuando hace más calor se evapora más combustible, los motores trabajan con mayor esfuerzo y la demanda de energía eléctrica provoca más contaminación en las plantas de energía. Un clima más cálido también puede tener otros efectos dañinos para la salud: épocas de floración más amplias y agravación de las condiciones para quienes padecen alergias y asma.

Las fotografías tomadas en la capa ártica de hielo en 1979 (izquierda) y en 2003 (derecha) muestran claramente los efectos del aumento de las temperaturas globales. El Distrito aprobó una Resolución sobre el Cambio Climático en junio de 2005 que indica el compromiso de la agencia de reducir las emisiones de gas de efecto invernadero en el Área de la Bahía.

Responsabilidad individual

Si queremos tener éxito, debemos cambiar el comportamiento individual, ya que la mayoría de los contaminantes del aire del Área de la Bahía provienen de actividades que involucran a las personas, como conducir vehículos automotores y usar productos de consumo y equipo de jardinería que funciona con gasolina. Si bien todavía hay trabajo pendiente para reducir las emisiones industriales y comerciales a niveles aún menores, los consumidores individuales deben cambiar su comportamiento si queremos realizar reducciones importantes.

La ciencia de vanguardia seguirá sentando las bases fundamentales de todo el trabajo del Distrito. Los programas básicos como autorizaciones, planificaciones, monitoreo del aire, pronóstico y ejecución seguirán siendo una prioridad y se mejorarán en el futuro. Además, habrá iniciativas concretas para responder a los nuevos retos.

Algunas iniciativas están en marcha, incluida la reducción de humo de madera, de partículas de diésel y de otros tóxicos del aire, así como el apoyo a conversiones para combustibles alternativos. Otras están aún en etapas de diseño, como la reducción de gases de efecto invernadero, la difusión del mensaje del Distrito para ayudar a reducir los detonantes relacionados con el asma y promover de manera activa elecciones inteligentes para un aire limpio.

Reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero

El 1 de junio de 2005, la Junta Directiva del Distrito adoptó una resolución para abordar el cambio climático y la protección al clima por medio de la difusión y la educación, la recolección y el análisis de datos, la asistencia técnica, y el liderazgo y el apoyo a los esfuerzos locales para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero. Esta iniciativa todavía está en la etapa de diseño, pero incorporará mucho del trabajo del Distrito que ya está en marcha para reducir la contaminación del aire, porque la reducción en la estimación de contaminantes tiene el doble beneficio de reducir también los gases de efecto invernadero.

Muchos programas de cambio climático basados en municipios y comunidades están en marcha en la región. Una opción es el apoyo al desarrollo de inventarios locales de gas de efecto invernadero, al igual que el inventario que el Distrito financió en el condado de Sonoma en 2004. También se ha considerado desarrollar un modelo de ordenanzas apropiado, así como la inclusión de información sobre los gases de efecto invernadero en los materiales educativos del Distrito. El Distrito también está trabajando con el Consejo Internacional para Iniciativas Locales del Medio Ambiente (International Council for Local Environmental Initiatives, ICLEI), que dirige el esfuerzo para hacer que las ciudades se involucren en el cambio climático en todo el mundo.

El Programa de Evaluación del Riesgo del Aire en la Comunidad (CARE)

El programa de Evaluación del Riesgo del Aire en la Comunidad (CARE) se lanzó en 2004 con el propósito de evaluar y reducir los riesgos para la salud de contaminantes tóxicos del aire en los vecindarios del Área de la Bahía, principalmente las partículas de diésel que se han identificado como un carcinógeno y que contribuyen a desarrollar enfermedades respiratorias no cancerígenas como el asma.

En el corazón del programa CARE hay un estudio técnico para saber qué vecindarios del Área de la Bahía sufren los niveles más altos de emisiones tóxicas en el aire, incluidas las emisiones de diésel. Para tomar esta decisión, el Distrito está desarrollando inventarios de emisiones que incluyen no solamente las fuentes fijas de contaminación del aire, sino también las fuentes móviles, como automóviles, camiones, barcos, trenes y otros vehículos de transporte, así como fuentes de área como pintura y productos de consumo. Los datos se introducirán al programa del Sistema de Información Geográfica y se mostrarán en un mapa cuadriculado del Área de la Bahía. El Distrito puede entonces dedicar recursos para reducir las emisiones tóxicas del aire en la mayoría de las comunidades afectadas.

Reducción del humo de madera

La quema de madera es una fuente principal de contaminación del aire de PM en el Área de la Bahía durante los meses de invierno, y la iniciativa del Distrito sobre el humo de madera se centra en la promoción de modelos de ordenanzas que reduzcan el humo de madera y en la educación del público sobre los riesgos de la salud asociados con respirarlo. En una noche típica de invierno, el humo de madera de las 1.7 millones de chimeneas y estufas que queman madera en el Área de la Bahía producen aproximadamente el 30% de la contaminación por partículas en nuestro aire. En las noches en las que hay inversiones de temperatura, el porcentaje puede ser mayor.

El Distrito está promoviendo un modelo de ordenanza que se aplique a las nuevas viviendas o a la renovación de las viviendas existentes que cuenten con una chimenea. El modelo de ordenanza permite la instalación de chimeneas a gas natural, equipo y cocinas residenciales certificadas por la EPA. Estos aparatos de quema "más limpia" reducen la contaminación por humo de madera de un 75 a un 99%, en comparación con las chimeneas tradicionales al aire libre. Además, la ordenanza prohíbe quemar madera cuando se emitan avisos de Spare the Air Tonight y se espere que la calidad del aire sea dañina para la salud. A septiembre de 2005, 37 ciudades de 101 y 7 condados de 9 en el Área de la Bahía han adoptado alguna versión de la ordenanza sobre el humo de madera.

Apoyo a la conversión a combustibles alternativos

El Distrito también promueve activamente el uso de vehículos de tecnología avanzada de baja emisión. Varios programas de subvenciones ayudan a financiar la compra de vehículos ligeros y pesados que usen combustibles alternativos y la infraestructura de abastecimiento para apoyarlos, así como el reemplazo o la modernización de motores diésel. Se espera que estos programas se amplíen en los próximos años, tanto en términos de cantidad del financiamiento disponible como en la disponibilidad de los incentivos para convertir los vehículos del sector privado.

En junio de 2005 se exhibió uno de los dos automóviles de celdas de combustible de hidrógeno del Distrito, durante el Día Mundial del Medio Ambiente.

El Distrito también apoya el proyecto piloto de autobuses impulsados por hidrógeno que incluyen a AC Transit, Golden Gate Transit, la autoridad de transporte de Santa Clara Valley y el transporte público del condado de San Mateo. El objetivo del proyecto es encontrar la manera más efectiva de operar la flotilla de autobuses impulsados por hidrógeno. El Distrito también está participando en el proyecto piloto que usa dos automóviles Daimler Chrysler de celdas de combustible de hidrógeno para recolectar datos sobre su desempeño.

Promoción activa de "elecciones inteligentes para el aire limpio"

El Distrito desarrollará mensajes destinados a los consumidores individuales. Los mensajes se centrarán en la responsabilidad personal y las medidas que todos podemos tomar para reducir la contaminación del aire, la mayoría con poco esfuerzo, pero que en conjunto pueden producir un gran efecto en el consumo de energía y la calidad del aire. Brindar al público la información que necesita para tomar decisiones inteligentes, como comprar el automóvil más limpio, subsidios para el transporte público o la compra de aparatos ecológicos, mejora la calidad del aire y representa medidas para ahorrar dinero.

Ampliación del mensaje del Distrito

Casi el 12 % de los californianos padece asma, con la mayor incidencia en los niños que tienen entre 12 y 17 años de edad. La contaminación del aire afecta en gran medida el padecimiento de asma, tanto al interior como al aire libre. La preocupación del Distrito sobre la mala calidad del aire no termina cuando alguien entra a un lugar y cierra la puerta. Un contaminante típico que se libera en interiores tiene una probabilidad 1,000 veces mayor de ser inhalado que el mismo contaminante liberado en el aire urbano. Además, la mayoría de las personas pasan una gran parte del tiempo en interiores: los adultos de California, un promedio del 87% del tiempo, y los niños menores de 12 años, solamente un poco menos con el 86%.

Existen varias fuentes de contaminación del aire interior que pueden desencadenar el asma y otras afecciones de la salud, como fumar, las estufas de gas mal ventiladas, los gases residuales de tóxicos usados en los materiales de construcción y de mobiliario, limpiadores de aire que producen ozono, moho, asbesto e incluso el aire exterior. La mayoría de estas fuentes se pueden reducir considerablemente con educación. Actualmente el Distrito explora maneras de involucrarse en este esfuerzo.

La superación del reto

El Distrito está comprometido a hacer todo lo posible para garantizar que los residentes del Área de la Bahía respiren aire limpio, en un esfuerzo a largo plazo. Pero no podemos tener éxito sin el compromiso y la participación de todas las diversas comunidades que viven en los nueve condados del Área de la Bahía.

El Distrito decidió aprovechar el evento de nuestro 50.º aniversario para invitar de manera oficial a que usted se una a nuestro esfuerzo. Todas las personas que viven en el Área de la Bahía participan en la preservación y la mejora de nuestra calidad de vida. Participe con nosotros, aprenda los retos y hágase responsable personalmente de los cambios que son necesarios. Únase a nosotros en nuestros esfuerzos por tener aire limpio.

Wood Burning Status
Wood Burning Status
  • illegal to burn

    Wednesday,
    12/13

    Winter Spare the Air Alert in Effect

  • illegal to burn

    Thursday,
    12/14

    Winter Spare the Air Alert in Effect

Last Updated: 11/8/2015